Natación embarazadas

Programa de preparación física a través del medio acuático para gestantes

 

Introducción. El siguiente programa de actividad acuática es un programa para la puesta en forma física y con ejercicios específicos para la potenciación de zonas musculares que intervienen en el momento del alumbramiento, así como trabajo de respiración y relajación durante el periodo de gestación. No preparamos técnicas ni ofrecemos referencias de dinámicas a la hora del alumbramiento ya que dicha labor es competencia de médicos y matronas.

Recomendaciones. Antes de iniciar la actividad es importante consultar con su medico especialista y/o matrona para que den el visto bueno a realizar la actividad, ya que no en todos los procesos de gestación es recomendable.

Aspectos a tener en cuenta:      Instalación

Ejercicios / objetivos

Estructura de la sesión.

Intensidad / esfuerzo

Periodo de gestación.

Instalación: Baso                              10 x 5 Metros

Profundidad                1.50

Agua Tratamiento        Hidrólisis de salina.

Temperatura       32-33º Centígrados

Intensidad y esfuerzo

 Estará condicionado por el tiempo de gestación así como las características personales y las habilidades natatorias.

La natación para embarazadas en Trampolín pasamos a denominarla actividad acuática pre-mamá

La natación es una de las posibilidades que nos brinda esta actividad pero con nuestra experiencia y los medios de que gozamos podemos ofrecer una gran variedad de ejercicios que posibilita realizar el curso incluso sin saber nadar.

Aunque se puede trabajar en grupo nos gusta trabajar individualmente, teniendo en cuenta aspectos individuales como el periodo de gestación en que se encuentra, las habilidades natatorias incluso el estado anímico de cada futura mamá.

Adaptando las sesiones al nivel de exigencia que la propia futura mamá nos marque.

(Es una actividad que aunque puede ser de esfuerzo, priorizamos el disfrute en la realización del curso)

En una primera sesión de prueba podrás realizar una gran variedad de ejercicios y una vez que des el paso de realizar el curso adaptaremos a ti los ejercicios que mejor se adapten a ti, para trabajar aspectos como el fortalecimiento muscular, elasticidad, relajación.

El ambiente que tenemos es muy familiar dejando la escuela en exclusiva para la práctica  de pre-mamas en el horario destinado a tal fin.

El número de plazas es limitado.

3 comentarios

  1. Me apunté a las clases con algo de miedo ( mamá primeriza a la que siempre le ha encantado nadar y el medio acuático pero con un primer trimestre muy malo de náuseas) y desde el primer día ha sido una experiencia fantástica! Gracias a Roberto, sus conocimientos, sus ejercicios y su buen humor y paciencia, he pasado un tercer trimestre fantástico, sin dolor de espalda y mucho más ágil que otras embarazadas, y sobre todo muy contenta porque estoy convencida de que el vínculo con mi enana ( que está a puntito de salir ya) se ha fortalecido un montón ( os aseguro que en todas las clases ella estaba dando patadas super feliz).
    Más que recomendable, me parece la opción más saludable de ejercicio en el tercer trimestre ( si no hay contraindicación médica). Como médico que soy no paro de recomendarla a mis amigas embarazadas!.
    Muchísimas gracias por este fantástico curso, sois una escuela de lujo!
    Ana T.

    • Muchas gracias Ana!
      Ha sido un verdadero placer poder hacerte aún mas feliz esta etapa tan importante de tu vida aportándote a través del agua buenas sensaciones y una forma física aún mejor.

  2. Durante el embarazo quise cuidar tanto de mi bebé como de mí, por eso me apunté a las clases de natación en Trampolín, de los que tan buenos recuerdos guardo. Antes le pregunté a mi ginecólogo y me hablo de los múltiples beneficios. Gracias a las clases con Roberto comenzaba el día con energía.
    Son clases que recomiendo a las embarazadas que buscan hacer ejercicio, ya que ayudan a reforzar los músculos que son necesarios durante el parto. La piscina es un medio ideal, porque el cuerpo pesa menos y puedes realizarlos sin apenas esfuerzo, de manera que me sentía más ligera y relajada. Y lo más importante disminuyó la tensión de mi espalda al final, cuando el bebe pesaba mucho. Pero sobre todo, disfrutaba de esta experiencia porque era un momento de mucha conexión entre mi bebe y yo.
    Os animo a que probéis, os va encantar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *